jueves, 22 de marzo de 2012

SI QUEREMOS UN PAIS JUSTO SEAMOS COMO MONSEÑOR ROMERO

Monseñor Romero... una estrella fugaz.

¿Quien fue Mons. Romero? Oscar Arnulfo Romero Galdámez, fue una estrella fugaz, que pasó por El Salvador, dejando una estela de orgullo, amor, valor y humildad, pero por sobre todo, de santidad. Una estrella fugaz que iluminó las tinieblas de este país llamado El Salvador en los peores momentos de oscuridad vividos por nuestra patria.

Su pastoral y su forma radical de vivir el Evangelio, le llevó por caminos oscuros. Porque solo se puede vivir el Evangelio así, RADICALMENTE. No fue un cristiano mediocre como la mayoría de nosotros. De estos cristianos mediocres esta harto el Señor, de esos, existimos a montones. RADICAL no significa “malo”, “equivocado”, “terco”. Para ser un buen servidor del Evangelio hay que ser radical. Saulo de Tarso era un fariseo radical, de esos que perseguían a los cristianos porque era celoso de su dios y sentía que por amor a él, debía hacerlo, cuando Jesús lo confronta y le hace ver su tremendo error, se convierte en un cristiano radical, acérrimo defensor de la fe en Jesús, de una sola pieza, sin máscaras, sin hipocresías y comienza a predicar lo que antes perseguía, y lo predica con fuerza, valor, determinación. La evangelización de Pablo de Tarso, fue mucho más determinante que la predicación de los 11 discípulos que convivieron con Jesús. Pablo fue radical en su forma de vivir, así le servía a Dios, sin medias tintas, definido, su decisión fue total. Así fue también monseñor. Radical, sin máscaras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espacio para sus comentarios