martes, 30 de agosto de 2011

30 Aniversario de la Declaración Franco Mexicana

Por Damián

El 29 de agosto de 1981, cuando Ronald Reagan se refería a la guerrilla salvadoreña como una fuerza terrorista que estaba invadiendo a El Salvador y afirmaba que al FMLN lo conformaban cubanos, vietnamitas, rusos y personas de otros países, el FMLN desarrollaba una intensa lucha contra la injusticia social y la violación a los derechos humanos de la población, los frentes de guerra se consolidaban en
Guazapa, Chalate, Morazán, etc., y se impulsaba una campaña diplomática internacional, que nos permitió entrar al equilibrio estratégico en la confrontación militar. En esta fecha, Francia y México hacen una declaración internacional reconociendo al FMLN como fuerza beligerante, es decir como fuerza legítima y representativa de los intereses populares y nacionales en el conflicto armado, que posteriormente se reconoció como guerra civil, categorizando que el conflicto era entre salvadoreños, y que el FMLN representaba un sector con visión nacional y patriótica, con un proyecto político de democratización. Eso ayudó a que el mundo entero reconociera al FMLN como una fuerza revolucionaria auténticamente nacional y que la propaganda del Gobierno de los Estados Unidos quedara en ridículo, evidenciando su torpe y sangrienta política injerencista en El Salvador.

Mauro Araujo agregó:

Desde el 10 de enero habían fracasado 5 diferentes iniciativas de solución política al conflicto, todas fueron apoyadas por el FMLN-FDR. En Julio la C.G. inició pláticas con el hijo del entonces canciller mexicano, el “Güero” Jorge Castañeda y con Madame Danielle Mitterrand esposa del presidente francés, para buscar una nueva iniciativa que pudiera facilitar una solución política. En agosto el Presidente de México José López Portillo se interesó en la iniciativa y envio a Paris a Don Porfirio Muñoz Ledo, destacado político del PRI, diplomático y por muchos años dirigente de la Conferencia de Partidos de América Latina, COPPAL. Por su parte, el FMLN-FDR envió a Guillermo Manuel Ungo, Héctor Oquelí Colindres y a Salvador Samayoa. Miterrand nombró como su Representante a Regis Debray. Ese equipo preparó la propuesta y como resultado de esta iniciativa surgió el 28 de agosto la Declaración Franco-Mexicana que simboliza un avance en el reconocimiento internacional de la alianza FMLN-FDR. La Declaración Franco-Mexicana otorgó a la alianza la naturaleza de “Fuerza Política Representativa”. No de “Fuerza Política Beligerante”. Textualmente decía lo siguiente: “Reconocen que la alianza del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y del Frente Democrático Revolucionario constituye una fuerza política representativa, dispuesta a asumir las obligaciones y los derechos que de ellas se derivan…” Esto significó la apertura de las puertas en Naciones Unidas, Capitolio, Parlamento Europeo, Paises No alineados, etc. Mitterrand era, a su vez, funjía como Secretario General del Partido Socialista Frances y alto dirigente de la Internacional Socialista.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espacio para sus comentarios