viernes, 22 de octubre de 2010

FUERA TERRORISTAS INTERNACIONALES DEL SALVADOR

PEDIGREE DEL TERRORISTA INTERNACIONAL
CARLOS ALBERTO MONTANER



Terrorista internacional y agente de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) nacido en Cuba y residente en Madrid, que se acredita como escritor y periodista y se presentaba como presidente de la ya desaparecida Unión Liberal Cubana. Se fugo de la cárcel y de Cuba el 24 de mayo de 1961, donde estaba preso por actos terroristas (colocación de bombas en cines) y en 1963 integró un grupo seleccionado por la CIA, que fue entrenado en Fort Benning, Estados Unidos.  

En 1970 se radicó  en España, donde fundó, con apoyo financiero de la Central de Inteligencia norteamericana, la editorial Playor y la agencia de noticias Firma Press, a través de las cuales se ha dedicado a publicar libros anticubanos, antiizquierdistas y brindar información tendenciosa contra Cuba y contra las fuerzas y gobiernos de izquierda de la región a medios de prensa latinoamericanos, europeos y estadounidenses. Además, colabora en campañas de propaganda contra estos en diversos medios internacionales.  

En agosto de 1990, por instrucciones de sus jefes fundó, en Madrid, la Plataforma Democrática Cubana, coalición que integran diversas organizaciones contrarrevolucionarias y terroristas anticubanas como la Coordinadora Socialdemócrata y el Partido Demócrata Cristiano Cubano. Esta organización fue creada por la CIA para influir en sectores políticos europeos y latinoamericanos y promover presiones contra la Isla.   

Respalda la política de recrudecer el bloqueo contra Cuba, se opone a las inversiones extranjeras y promueve el aislamiento internacional de la isla caribeña. Para ello, entre otras muchas acciones, ha organizado seminarios sobre la economía cubana, con el fin de desalentar a empresarios extranjeros a negociar con nuestro país, y utilizó para ello veladas amenazas.  

Apoya las actividades de los grupos contrarrevolucionarios que atentan contra el orden constitucional cubano mediante el envío de materiales y medios técnicos de comunicación, así como financiamiento. Ha llegado a proponer que todo esto sea enviado a través de la valija diplomática de la embajada de España en La Habana. 

Ha visitado Caracas, Venezuela, en marzo de 2001; Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en septiembre de 2008; Tegucigalpa, Honduras, en junio de 2009 y Ecuador en septiembre de 2010. Coincidencia o no, sus visitas han ocurrido siempre en el entorno de golpes de Estado o sus intentos. 


MONTANER, CONTRARREVOLUCIONARIO,
FASCISTA, CRIMINAL Y MITÓMANO

 Carlos Alberto Montaner es un agente de la CIA norteamericana destinado a practicar el terrorismo de Estado. Amenazó de muerte al padre Ignacio Ellacuría días antes de su asesinato. Sus visitas han coincidido con los últimos intentos de golpes de Estado en América Latina.  

Su ideología es fascista; hijo de un agente al servicio del dictador Fulgencio Batista, el padre fue uno de los grandes criminales y más grandes torturadores del pueblo cubano; tal como aquel, Montaner apostó pública y secretamente por una solución drástica (invasión estadounidense) para resolver, según él, el “problema cubano”. Su formula preferida fue la colocación de explosivos enmascarados en paquetes de tabaco. En una entrevista que le efectuara el periodista Ángel de Jesús Piñera, que fuera publicada el 27 de abril de 1962 por la revista “Avance” de Miami, puede leerse que Carlos Alberto Montaner compartía la jefatura de Acción y Sabotaje de la organización Rescate Estudiantil con Alfredo Carrión Obeso, hecho que en la semántica de hoy es terrorismo y que en la década del 60 la CIA llamaba como Acción y Sabotaje.

En esas declaraciones Montaner dice: “...fuimos apresados casi en el momento mismo en que comenzábamos a intentar ayudar a las guerrillas campesinas del Escambray que luchaban heroicamente para tratar de impedir la consolidación de la dictadura comunista en Cuba”. ¿Será que Montaner habrá olvidado que fue Estados Unidos quien, a través de la CIA, creó y fomento las bandas de terroristas en las montañas cubanas del Escambray, que costaron la vida a más de 500 cubanos, entre los que se encuentran los maestros alfabetizadores Conrado Benitez y Manuel Ascunce?

En 1962 un cable de la entonces agencia de noticia UPI señalaba textualmente que "Carlos Alberto Montaner, un líder de las Unidades Militares Cubanas dijo ayer que acciones anti-Castro empezarán desde una base secreta en el Caribe". En ese mismo texto, Montaner llegó hasta precisar que "la mayoría de sus hombres habían integrado la US Army y recibido un entrenamiento especial".

La descripción corresponde exactamente a las unidades militares constituidas a partir de abril 1962 por la CIA en vista a infiltraciones de sabotaje en Cuba. Posada Carriles fue uno de estos mercenarios reclutados por la agencia y entrenado al uso de explosivos, a las técnicas de secuestro, tortura y eliminación de sospechosos en el marco de las operaciones sucias promovidas por Washington contra Cuba.

En septiembre de 1960, cuando la muy joven Revolución cubana se encontraba ya agredida con fuerza por Estados Unidos, Carlos Alberto Montaner, hijo de papá  frustrado, viajó a Estados Unidos para ofrecer sus servicios al Frente Revolucionario Democrático (FRD), organización contrarrevolucionaria subordinada a la CIA que dirigía desde la Florida "Tony" Varona.

El FRD había sido creado por el operativo CIA E. Howard Hunt (el del escándalo Watergate) expresamente para desarrollar acciones terroristas. En esta tarea para la cual seleccionaba elementos refractarios a los cambios e informantes de la dictadura bastistiana, Hunt colaboraba estrechamente con su socio David Atlee Philips.

El 30 de diciembre de 1960, el diario habanero Hoy, citando a investigadores antiterroristas de la época, anunció el arresto de varios miembros de esta organización. Entre los terroristas capturados se encontraba Carlos Alberto Montaner, sorprendido el día 26 en su domicilio de Calle 88ª, número 309, en posesión de un arsenal de artefactos incendiarios.

Aquellas "petacas" provistas por la CIA, eran idénticas a las usadas en toda una serie de atentados ocurridos en los días anteriores, en tiendas, cines y otros lugares públicos, en este periodo de fin de año.

En julio del 2007, en un conocido programa radiofónico de Miami, el terrorista Antonio Veciana –quien también está asociado al asesinato del presidente Kennedy- confirmó que las "petacas incendiarias" que provocaron el gigantesco incendio de la tienda El Encanto, en el corazón de La Habana, el 13 de abril de 1961, y que causaron la muerte de la trabajadora Fe del Valle, procedían directamente de la Agencia Central de inteligencia.

El periódico Revolución del 18 de enero de 1961, en su página cuatro, anunció que "en la causa 6-61, radicada por los delitos de estragos y tenencia de materias inflamables en que aparecían como acusados: Carlos Alberto Montaner Suris, Alfredo Carrión Obeso, Néstor Manuel Piñango Pérez y Víctor Jorge Fernández Romero fueron sancionados a 20 años de reclusión, respectivamente".

Montaner, detenido en una institución para delincuentes menores de edad, pronto se fugó con la ayuda generosa de su mamá, Manola Suris, para buscar luego la protección de una embajada complaciente. Salió de Cuba por avión hacía Miami, con un salvoconducto, el 8 de septiembre de 1961.

Los vínculos de Montaner con la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) prosiguieron al arribar a Miami, cuando se sumó al Movimiento de Recuperación, organización terrorista que financió la CIA en Cuba en los primeros años de la Revolución. Después, siendo soldado del Ejército norteamericano, esos vínculos se consolidaron. En tal contexto, el servicio secreto yanqui hizo su reclutamiento formal. Fue la CIA, según documentos ya desclasificados, quien lo destinó a Puerto Rico primero y a España después para tener su base en ese país. La intención fue clara: establecer en Madrid un entramado que trabaje esa nación y demás países europeos con acciones dirigidas a desestabilizar el régimen cubano, promoviendo campañas y actos orientados a lograr que la Unión Europea (UE) aislara al Gobierno y a la Revolución cubana.

En los años sesentas y a propuesta de la dirección de la CIA, el Gobierno de Estados Unidos nombró miembros del Ejército a todos los que quisieran. Muchos de ellos fueron destinados a Fort Knox, en Kentucky, o Fort Jackson, en Carolina del Sur. Pero Montaner ingresó en Fort Benning, Georgia, base dirigida por la CIA, especializada en cursos de propaganda, acciones encubiertas, comunicaciones, espionaje y operaciones clandestinas. Fue ahí donde fabricó su imagen de “intelectual demócrata”.

De esa época datan sus relaciones con reconocidos terroristas internacionales como Félix Ismael Rodríguez –el asesino del Che Guevara- y Luis Posada Carriles –autor confeso del crimen de Barbados y prófugo de la justicia venezolana-, cuyas biografías están manchadas de sangre, por lo que muchos se estremecen al oír sus nombres.

En Miami Montaner se incorporó a la Representación Cubana en el Exilio (RECE), grupo financiado y dirigido por la CIA, según revelaron en Washington los investigadores de la Comisión del Congreso. Esta acusación fue confirmada por el informe solicitado al FBI en mayo del 2001, en el que puntualiza que Montaner es su máximo beneficiario en España. En la RECE participó en la entrega por parte de dirigentes de la agrupación terrorista Fundación Nacional Cubano Americana de un millón de dólares a su 'colega' Posada Carriles para la voladura de un buque cubano en el puerto mexicano de Veracruz.

La revista Florida Trend denunció en su momento que Montaner ha permanecido todos estos años en contacto con distintos operativos terroristas, enlazados todos ellos por la lealtad a la alianza de la JM/WAVE. Han sido esos grupos quienes crearon el tristemente célebre Comando de Organizaciones Revolucionarias Unidas' (CORU), bajo las órdenes del terrorista Orlando Bosch, quien había dirigido, en operaciones de la JM/WAVE, un campo de entrenamiento de la CIA en Everglades, Estado de la Florida. A esa organización se atribuye la muerte de decenas de civiles cubanos.

Al recordar esos hechos, el diario norteamericano The Globe, decía que Orlando Bosch y los comandos del CORU tenían en su haber más de noventa actos terroristas, atentados dinamiteros, secuestros y asesinatos, destacando actos de violencia particularmente desvergonzados; como el atentado mortal en Washington contra el automóvil del ex embajador chileno Orlando Letelier en septiembre de 1976; el atentado con bomba contra una aeronave de Cubana de Aviación, explotada en pleno vuelo, en octubre de 1976, que causó la muerte a las 73 personas que iban a bordo, entre las que estaban los 24 atletas olímpicos del equipo cubano de esgrima, medallistas de oro.

El “ilustre”  visitante que ahora viene a dar lecciones de libertad y democracia e El Salvador ha abogado en público por liquidar físicamente al expresidente cubano Fidel Castro y por promover atentados y crímenes en la Isla, que ejecutarían grupos anticubanos y contrarrevolucionarios que él mismo contrataría, para lo cual se serviría de la información que le darían la CIA, así como otros Servicios Secretos, entre ellos el CESID español, y que financiaría el Servicio de Inteligencia estadounidense. Desde luego, que ninguna de estas “sucias acciones” lo implican a él, que siempre ha alegado que le corresponden “solo” las tareas políticas.

Carlos Alberto Montaner, la ya difunta Unión Liberal y su actual y fantasmagórica Plataforma Democrática Cubana, su nuevo grupo político, son todas obras de la CIA; hasta el punto que para legalizar a la PDC en España tuvo que recurrir a la influencia del fascista Guillermo de Gortázar, exmiembro de la dirección del PP y uno de los asesores áulicos del expresidente José María Aznar. Se asegura que entre sus otros padrinos españoles se encuentran personajes como Inocencio Chencho Arias, Pilar del Castillo, Pío Cabanillas, Jaime Mayor Oreja, Francisco González (hoy director y presidente del BBVA), Emilio Botín, Oriol y Urquijo, Jesús Cardenal, Carlos Dávila, González Ferrari, Luis M. Ansón, Jaime Capmany, entre otros. Entre sus socios directos, destacan Leopoldo Bernardo de Quirós, falso ensayista, falso académico y falso liberal como Montaner, con varias denuncias en los juzgados. Por otra parte, Bernardo de Quirós califica en España como un franquista histórico, con una biografía de palizas y salvajadas a su haber. Otro íntimo del personaje es Federico Jiménez Losantos, fascista de gran altura, quien ha recibido millonarios beneficios por su tarea ideológica para la PDC.


Del carácter de Montaner se conoce que es un auténtico fanfarrón. Así lo demostraba, amenazando al sacerdote jesuita Ignacio Ellacuría, en un programa de Mercedes Milá, la semana antes de que fuera asesinado, junto a sus compañeros en San Salvador, por un grupo de élite del Ejército, entrenado por oficiales de la CIA norteamericana.

La Plataforma Democrática Cubana (PDC) llegó a utilizar el nombre del Rey para promover la creación de una universidad en Madrid bajo el nombre de Escuela Juan Carlos I de Derechos Humanos y Derecho Internacional. Según la revista británica Business, que recoge esta información, esta escuela no concedería títulos y, por tanto, difícilmente podría ser considerada universidad. Desde que la PDC se creó, varios empresarios han denunciado intentos de intimidación de los dirigentes de la misma.

Los empresarios españoles que cuentan con cierta experiencia en la Isla han recibido cartas, conminándoles a paralizar sus actividades en Cuba; e incluso, algunos han sido visitados personalmente por miembros de PDC. Como en el caso de Tryp Hoteles, a quienes visitó el propio Montaner, siendo expulsado de las oficinas. Esta presión es más patente a través de fórmulas indirectas, como la confección periódica de una lista negra que llaman “Hall of Shame” (El salón de la Vergüenza), donde fichan a todas las empresas extranjeras que operan en la Isla. Según Business, una lectura atenta de esta lista indica la incompetencia de los miembros de PDC. Así, en la lista se identifica como empresa española a la naviera italiana 'Costa Crociere'.

Esas actuaciones maquinaciones del Sr. Montaner han fracasado todas pues, más allá de las consideraciones ideológicas, hay buen nivel de relaciones políticas bilaterales con la gran mayoría de los países europeos, que tienen y aumentan las relaciones políticas, comerciales y culturales con Cuba. Salvo con España y con el anterior Gobierno del Partido Popular, Carlos A. Montaner no tuvo gran espacio en el resto de Europa occidental. Nadie le ha ofrecido el apoyo incondicional que le exigía la CIA, dadas las hipotecas con el Gobierno de EE. UU., pactadas con algunos de sus gobiernos en aras de mayores beneficios económicos.

Montaner actúa siempre con maña profesional; y no solo busca habitualmente información sobre Cuba y sus dirigentes, sino que reclama siempre datos sobre elementos de la contrarrevolución, tanto en España como en Miami, de cualquier tendencia, información no solo destinada a la CIA, sino que la usa en beneficio propio.

En Miami, esa zaga va detrás de las transmisiones anticubanas, jugosa fuente de enriquecimiento en el que las mafias miamenses han robado y despilfarrado millones de los contribuyentes estadounidenses para unas transmisiones que en Cuba ni se escuchan ni se ven gracias a la efectiva intercepción de los cubanos. Como la avaricia rompe todos los sacos, Montaner y otros de sus amigos "periodistas" fueron despedidos de El Nuevo Herald, por violar lo que dicha publicación considera "ética periodística", ya que los cuestionados colaboraban con Radio Martí y TV Martí, a "sueldo" de la administración Bush; para lo cual habían quebrado todas las normas federales y periodísticas, poniendo en ridículo al propio gobierno.

En España, todos los manejos sucios que hace Montaner se reflejan en sus cuentas corrientes y propiedades, hasta tal punto, que inspectores de la Hacienda Pública española han abierto varios expedientes sobre evasión de capital, dinero negro y fraude al erario público por las riquezas injustificadas del falso demócrata, mentiroso y embaucador Montaner. Pero cada uno de sus padrinos españoles, muchos, sobre todo el PP, intercederían para que no prosperasen. Pero ni siquiera en ese instituto político los tiene a todos consigo. El político Manuel Fraga fue blanco de seguimiento y maniobras secretas por su parte, dirigidas a buscar la forma de eliminarlo del Gobierno gallego por sus posiciones en relación con Cuba, puesto que, según Montaner, no estaban contribuyendo a terminar con el gobierno socialista cubano.

Aun cuando han actuado mancomunadamente en sus acciones criminales contra Cuba, es un hecho que existen fuertes discrepancias entre Montaner, Jorge Mas Santos (presidente de la terrorista Fundación Nacional Cubano Americana) y los fascistas dirigentes del llamado exilio de Miami, pues todos pretenden ser futuros presidentes de Cuba. De ahí se puede colegir que en caso de un difícil, inimaginable e imposible cambio de la situación en Cuba traería el desgarramiento del país por parte de esos grupos que hoy viven del negocio de la contrarrevolución.

Recientemente, la revista The New Republic publicó cómo los directores de la PDC –Montaner- y FNCA –Mas Santos- entregaron el dinero utilizado para el soborno de la expresidente Mireya Moscoso,  que permitió la fuga de Posada Carriles en Panamá.

No hace mucho, el periodista Joel Brinkley publicó en The New York Times  que los tratos secretos de la Administración con terroristas entrenados y financiados por la CIA, rebosan el oculto programa dictado desde la Casa Blanca para realizar 'acciones encubiertas' en política exterior. El 'Proyecto Democracia' no es más que la cara secreta de una falsa iniciativa muy divulgada.

El brazo público del Proyecto Democracia en Cuba está a cargo de la CIA, dependiendo de la Fundación, en Miami, y de la PDC, en España, dirigida por Carlos Alberto Montaner, pero en todo momento bajo supervisión de altos oficiales de la Agencia.

Los beneficios obtenidos por Montaner con todos sus negocios, tráficos y comisiones son incalculables, ha confesado el funcionario del Departamento de Estado norteamericano Crescencio Armas. Ese dinero ha sido utilizado para comprar silencios y voluntades, pagar atentados y financiar campañas electorales, colaborando con las organizaciones derechistas de los países a los que le interesa dirigirse puntualmente, como ocurre ahora con El Salvador.

Su procedencia está  demostrada: tráfico de drogas y armas, proxenetismo, secuestros y muertes. Montaner y su personal se han asegurado un buen futuro, aunque a sus casi setenta años, con graves problemas cardiacos y una estampa personal que requiere de maquillajes y luces para las cámaras, sigue siendo un activo terrorista y un eficaz agente de la CIA. Hoy, la ultra derecha oligárquica salvadoreña tiene como aliado a uno de los mayores mafiosos que conoce la historia reciente de América Latina. Es un terrorista disfrazado de periodista, agorero de los golpes de Estado y de la muerte, que se pasea por el mundo exhibiendo su calvicie y sus siete caras, con las garras –perdón, las manos- escondidas en los bolsillos. No es bienvenido en El Salvador.



LAS “PERLAS” DE UN TERRORISTA

Carlos Alberto Montaner

...a lo largo de la historia no ha existido una potencia [EE.UU] más benigna con el resto del planeta o más generosa y abierta con los millones de extranjeros que allí han ido a buscar refugio tras escapar de sus particulares pesadillas... 
   
Publicado en "El Comercio" de Ecuador, con el título  Historia del antiyankismo.

"La última vez que Washington intervino agresivamente en los asuntos venezolanos fue a principios del siglo XX."

Tomado de  El Nuevo Herald, "La izquierda bananera". Abril. 17, 2005

EL ENAMORADO DEL "NORTE"

Si el antiamericanismo militante --¿militonto?-- no fuera tan superficial tal vez podría darse cuenta de que el espectáculo de Florida, lejos de desacreditar a la democracia americana, demuestra exactamente lo contrario: la fortaleza de las instituciones, la primacía del estado de derecho y la sujeción de los ciudadanos a reglas conflictivas que los conducen ordenadamente a los tribunales. No hay turbas en las calles con teas incendiarias, no hay ruido de sables en los cuarteles, no prevalece la sensación de un pucherazo electoral. Sencillamente, existe una razonable discrepancia sobre cómo contar ciertas boletas dudosas, algo crucial en unas elecciones que se han decidido por un puñado de votos.  
  
 “En realidad el antiamericanismo se sustenta sobre un elemento de irracionalidad más propio del sicoanálisis que de la política. Hace muchos años decidí abandonar América (SIC ) y trasladarme a España porque Estados Unidos me parecía un país más bien aburrido, y en el que, fuera de New York, Chicago o San Francisco, no existía el tipo de vida urbana que me resultaba más agradable tras haber pasado mi infancia y adolescencia en La Habana. Nadie debe, pues, pensar que me fascina el American-way-of-life. No es así: la norteamericana es una sociedad, exactamente igual que las demás, con virtudes y defectos, pero que ha conseguido colocarse a la cabeza del planeta y ejercer ese liderazgo con una mayor cuota de compasión y benevolencia que las otras primeras potencias que la han precedido.”


(En “El antiamericanismo y las lecciones”, Madrid, Diciembre 3, 2000)

NOTABLES NIVELES DE DESINFORMACION

...Sólo un 30% de los congresistas y senadores se ha preocupado de obtener pasaporte, mientras un 70% jamás ha viajado al extranjero....

Es verdad que Estados Unidos es una nación tercamente monolingüe, y tampoco es falso que ni la historia ni la geografía son los puntos fuertes de la educación norteamericana, pero no creo que los legisladores alemanes, italianos, franceses o españoles tengan una percepción de los asuntos internacionales mucho más rica que la que se posee en Capitol Hill. Por el contrario, las veces que he estado en contacto con los parlamentarios norteamericanos incardinados en los comités de relaciones exteriores, invariablemente he encontrado unos niveles de información notablemente más altos que entre sus colegas europeos.

Y hay varias razones para ello. Es posible que el parlamentario yanqui no haya salido de su país, que esté convencido de que Paramaribo es un instrumento musical, o que confunda los Alpes con los Andes o a los eslovenos con los eslovacos, pero tiene a su servicio la biblioteca mejor dotada del planeta, un poderoso staff de asistentes que le busca y organiza la información, y dispone de una serie de centros de investigación...”

Estados Unidos impidió, en efecto, la reconquista de Hispanoamérica, mantuvo su liderazgo hemisférico, pudo contribuir en la Primera y Segunda guerras mundiales al triunfo de los ideales democráticos, y –lo que es más importante- consiguió  vencer a la URSS en la "guerra fría",... la historia les ha demostrado que, con todos sus defectos, ingenuidades e ignorancias, la política exterior de Estados Unidos ha resultado más firme y coherente que las de las otras potencias modernas. El siglo XX es testigo de esa melancólica afirmación.”


(En Kissinger y el provincianismo gringo. Firma Press)

EL GENIO ORGANIZADO

El genio de los gringos donde se manifiesta con mayor esplendor es en la organización. Organizan mejor que nadie las fábricas, los centros de investigación, las universidades, el tránsito, el ocio, incluso los desastres. Es una sociedad dotada para la logística, para el orden, para el manual de procedimiento. Es una sociedad que puede proponerse llegar a la luna en diez años y, en efecto, lograrlo, mientras a muchos nos cuesta trabajo llegar a tiempo a la cena de las 9 de la noche. Es ahí adonde hay que solicitar ayuda, pero no para que esta institución norteamericana auxilie directamente a nuestras naciones --no es para eso para lo que fue creada ni para lo que recibe una notable dotación económica--, sino para ``clonar'' ese prodigioso organismo y ponerlo al servicio de toda América Latina. Probablemente ninguno de nuestros países, solo, es capaz de reproducir esta “agencia”, pero entre todos es una tarea perfectamente razonable y al alcance de nuestro vapuleado bolsillo. Washington, por su parte, no tardará en descubrir las ventajas de este tipo de colaboración: es infinitamente más barato contribuir a la creación de una entidad supraestatal dedicada a estos fines que comenzar de cero cada vez que la naturaleza nos da una bofetada.


(En  El mayor enemigo de América Latina.  El Nuevo Herald/ Firma Press, 2 de enero del 2000)

“Probablemente todo un complejo fenómeno de origen milenario subyace en el relativo fracaso escolar de los hispanos en Estados Unidos. Y lo tremendo es que el problema no tiene solución colectiva, sino personal. Los gobiernos poco pueden hacer más allá de enredar las cosas y gastar inútilmente millones de dólares. Sólo podrán sacudirse estos viejos fantasmas quienes advierten que en la zona de la conciencia en que se forja la cultura hay algo torcido en nuestra etnia y se disponga a enderezarlo”.




LAS HUELLAS QUE ACUSAN

Estas son cartas enviadas por Carlos Alberto Montaner a un mercenario cubano, pagado por la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana:

"Mi querido Osvaldo":

“26 enero 2001”

"Aquí van 200 dólares" -26 de enero del 2001-, "lamentablemente no hay mucho que contar, salvo lo que todos sabemos, el régimen se endurece y todo el mundo tiene como horizonte la muerte de Fidel. Después veremos. Todo es muy triste, pero así son las cosas. Un fuerte abrazo,”

Carlos Alberto."


“Sr. Osvaldo Alfonso”

22 marzo 2001

"Mi querido Osvaldo, un amigo a quien conoces tiene la bondad de hacerte llegar 30 000 pesetas. Muy pronto te llamarán unos amigos españoles de alto nivel para hablar del Proyecto Varela. 22 de marzo del 2001. Sugerí cinco nombres para fundar esa nueva idea: Payá, Alfonso, Arcos, Raúl Rivero y Tania Quintero. Va un fuerte abrazo y una revista Encuentro.

Carlos Alberto."


“Sr. Osvaldo Alfonso”

“24 de marzo 2001”

"Mi querido Osvaldo”

“Un amigo común tiene la bondad de hacerte llegar estos 200 dólares y un recado personal que te dará Raúl.”

“Llámame a España cuando veas esta nota. Un fuerte abrazo,”

“Carlos Alberto.”    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espacio para sus comentarios